Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

Enrique Corominas

Enrique Jiménez Corominas nació el 3 de septiembre de 1969 en Valladolid. Comenzó su carrera como dibujante en 1986, tras ganar el concurso de cómic de la revista Zona 84. Realizó numerosas historias breves para revistas y fanzines, hasta que en 1989 le llegó, de la mano de Josep Toutain, el encargo de la serie Tragaldabas. Publicada en Creepy cuando el autor contaba con diecinueve años, su estilo minucioso y barroco «apabulló a los forofos del tebeo de terror», a decir de la crítica especializada. Tras esta primera serie llegaron Cuando tus pies París, con guion de Jaime Vane (1992); Historias del circo, con guion de Jorge Zentner (1993), y Eye Gray (1999), así como diversas historias autoconclusivas en la revista Cimoc y en la edición estadounidense de Heavy Metal.

Su obra más reciente en el campo del cómic es la inconclusa Dontar, creada originalmente para el mercado francés, cuyo primer (y de momento único) tomo publicado se titula, en su edición castellana de Recerca Editorial, Juego de niños (2005). Es una historia de fantasmas ambientada en la Edad Media, y está realizada con la misma técnica mixta (acuarela y color infográfico) que utiliza en las ilustraciones de Canción de hielo y fuego.

Sus dibujos han ilustrado asimismo las portadas de libros publicados por editoriales como Planeta de Agostini, Círculo de Lectores, Santillana, Martínez Roca, Grijalbo, Forum, Norma Cómics, Marvel Italia, Timun Mas e Integral. Desde el 2002 ilustra las cubiertas de los títulos de fantasía de la editorial Gigamesh y, a través del estudio de diseño Opalworks, es capaz de dejar su impronta en una novela de Antonio Gala o en la última reedición de Ray Bradbury.

Se han realizado numerosas exposiciones sobre su obra, entre las que cabe destacar las que tuvieron lugar en la librería Freaks (Barcelona, 1999), la sala Gurugú (Mallorca, 2001), la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián (2002), el salón del cómic de Pizarra (Mälaga, 2007) y la Biblioteca Sagrada Família de Barcelona (2008). En la actualidad, en el tiempo que le dejan los numerosos encargos para ilustrar los más diversos proyectos editoriales –como este que tienes en las manos, que le ha reportado tantos momentos gozosos con los pinceles como risas nerviosas a altas horas de la madrugada–, está adaptando al cómic la novela de Oscar Wilde El retrato de Dorian Gray para la editorial Daniel Maghen.

Su obra se caracteriza por las figuras estilizadas y el barroquismo en ambientes góticos y victorianos, y por un estilo que bascula entre el expresionismo y lo siniestro. En el 2001 se trasladó a Barcelona, y en la actualidad vive en el barrio de Gracia, donde un domingo al mes ofrece una función de títeres confeccionados en el taller que comparte con Enrique Fernández. Entre sus aficiones destaca el cultivo de orquídeas, actividad zen con la que compensa las extravagancias de Esta Santa Casa (a. k. a.Gigamesh).